Lomé, a ritmo del puerto de Barcelona

El puerto de Lomé ya es el segundo puerto de contenedores en África subsahariana y se encuentra entre los cinco principales puertos africanos en términos de transbordo. El salario de los estibadores es de 800 euros al mes. Durante el año pasado, el puerto manejó 1,5 millones de contenedores y, en el continente, sigue a Tanger Med en Marruecos (primer puerto de contenedores en África y 35 del mundo, con 4,8 millones de contenedores manipulados), Port Said en Egipto (45 y 3,86 millones contenedores), Durban en Sudáfrica (71 y 2,76 millones) y Alejandría en Egipto (90 y 1,81 millones de contenedores). En síntesis: como el puerto de Barcelona.

En la región subsahariana, detrás de Durban y Lomé se ubicaron Mombasa en Kenia (106º en el mundo – 1,41 millones de contenedores), y Lagos (115º para 1,30 millones de contenedores). El puerto de Lomé es, por tanto, el principal puerto de transbordo de África iccidental. Esta actividad, que representa una parte importante de las operaciones de la infraestructura, la convierte en un centro estratégico, no solo para las naciones vecinas sin litoral sino también para muchas otras, especialmente las situadas a lo largo del Golfo de Guinea.

Además de esforzarse por tener uno de los principales puertos de contenedores de África, el puerto de Lomé, según cifras recientes, también está mejorando su desempeño en relación con el tránsito con los países del Sahel. El puerto de Lomé maneja actualmente más de 2,85 millones de toneladas de mercancías destinadas a estos países. Esto es casi tres veces el volumen que hizo en 2013: 1,26 millones de toneladas o el 60% del volumen total de tránsito de la infraestructura en ese momento.

La mejora se debió principalmente a las actividades con Burkina Faso, el socio principal del puerto de Lomé. De hecho, a fines de 2019, las mercancías en tránsito hacia el vecino del norte de Togo representaban el 77,7% de los volúmenes de tránsito del puerto (frente a menos del 40% siete años antes).

Además, después de subir y bajar entre 2013 y 2016, el tráfico de tránsito con Níger (cuyo principal puerto asociado es el puerto de Cotonou, Benin) ha aumentado constantemente desde 2017. Para Malí, desde 2016, se han transportado más de 100.000 toneladas de mercancías. transitando por Lomé cada año (a pesar de que la mayoría de sus mercancías pasan por Dakar, Conakry y Abidjan).

El puerto de Lomé es, ante todo, un hub en términos de transbordo. Cada año durante los últimos cuatro años, el puerto maneja más de un millón de contenedores TEU antes de ser enviados a otros puertos de la región. Esto convierte al puerto de Lomé en el primer puerto de contenedores del Golfo de Guinea.