Kinross Gold duda de peligro de disturbios en Mauritania

La minera de oro canadiense con sede fiscal en Las Palmas Kinross Gold dijo esta semana que veía un riesgo «muy bajo» de que los disturbios políticos en Mali se extendieran a Mauritania, su vecino del norte, donde Kinross tiene una mina de oro con planes de expandirse. «No vemos que el problema de Mali llegue a Mauritania», dijo el director ejecutivo Paul Rollinson en la conferencia Gold Forum Americas, informan medios norteamericanos. El presidente de Malí fue derrocado en un golpe de Estado el mes pasado, lo que desestabilizó aún más a un país que lucha contra la insurgencia yihadista y los disturbios civiles. La mina Tasiast de Kinross en Mauritania produjo 391,097 onzas de oro equivalente en 2019. Sus operaciones en África Occidental, Tasiast y Chirano en Ghana, juntas representan el 23% de la producción total de oro de la minera.

La semana pasada, Kinross Tasiast celebró una ceremonia para conmemorar la donación de 38 ambulancias que se proporcionarán al gobierno de Mauritania para ayudar a combatir la propagación del COVID-19. A la ceremonia asistieron numerosos funcionarios gubernamentales, incluidos el ministro de Salud y el Ministro de Minas, altos representantes de Kinross Tasiast y medios de comunicación locales. El ministro de Salud agradeció a Tasiast por esta importante donación y la mejora resultante que representa para el sistema de salud en Mauritania. Después de la ceremonia, se exhibió una ambulancia para que los asistentes vieran de primera mano el vehículo totalmente equipado.

La compañía resolvió en junio una disputa con el gobierno de Mauritania, asegurando el desarrollo de su nuevo proyecto Tasiast Sud. Kinross anunció la semana pasada planes para impulsar la producción y restableció un dividendo trimestral por primera vez desde 2013.

Kinross continúa utilizando un supuesto de precio de oro de 1.200 dólares por onza para sus planes de mina, incluida la guía de producción 2021-2023, y para las estimaciones de reservas minerales probadas y probables de la compañía.  Durante los próximos tres años de crecimiento de producción esperado, la compañía anticipa una tendencia a la baja en el coste de producción de las ventas por onza vendida a medida que Kinross trae proyectos planificados de menor costo. Se espera que el costo de ventas por onza vendida sea ligeramente más alto en 2021 en comparación con la guía de 2020, principalmente debido a los impactos de COVID-19, pero se espera que disminuya progresivamente en 2022 y 2023.