Previsiones Astican: perdido el 80% del negocio de todo 2020

Astilleros Canarios (Astican) perdió el día que la OMS declaró la pandemia por coronavirus Covid 19 «literalmente» el 80% de las ventas de todo el año, según desveló José Carlos Álvarez, gerente de la participada por Lavinia Corporation. A su juicio, «sabemos que si hay alguien que nos saque de este problema serán serán los trabajadores». Sobre los retos del futuro, agregó que «dentro de esta incertidumbre» sus clientes tienen los mismos problemas que Astican «y tenemos que adpatarnos al mercado». Para ello, el objetivo es ofrecer mejor precio «y ser más rápido», que «es lo que nos está pidiendo el mercado». En 2018 tuvo ingresos por valor de 66 millones de euros.

La receta de Astican es «mantener a nuestra gente», aprovechar la tesorería para consolidar cliente. «Nos está marchando relativamente bien» porque «estamos recuperando el nivel de actividad previo a la pandemia». Agregó que «más tarde o más temprano» todos los sectores económicos recuperarán su ritmo de ingresos. En un encuentro con estudiantes de la Universidad del Atlántico Medio, Álvarez dijo que Astican fue declarado servicio escencial y eso ha permitido mantener el ritmo de ventas restantes. Sobre el futuro, el directivo de Astican dijo que las prioridades han sido: empleo, tesorería y mantener clientela.

Explicó que «los que vivimos con vista a un puerto o tenemos un lugar de trabajo desde el que se puede ver un horizonte donde el cielo y la tierra se juntan, tenemos claramente una ventaja» y es que «podemos hacer una afirmación fiable sobre el estado de la economía con solo un vistazo al tráfico de mercancías». En pocas palabras: «cuantos más buques portacontenedores se puedan detectar y cuantos más transporten estos buques, mejor será el estado de la economía».

Explicó que «desde hace unas semanas, observamos más y más buques navegar, con más carga y más contenedores» aunque eso no implica que se pueda «concluir de esto que la recesión causada por la pandemia del coronavirus ha dejado atrás su peor momento». «Las empresas están jugando su mejor partido, que con una clara competencia a nivel internacional e importante caídas en las ventas, muchas han permanecido con la actividad abierta, dando un buen servicio al cliente», afirmó Álvarez.