Astican pone al día a contrarreloj al remolcador Punta Salinas

Astican ha iniciado el proceso de reparación a contrareloj del buque remolcador de la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar) Punta Salinas. No será hasta mediados de noviembre cuando vuelva a faenar en plena temporada alta de pateras. La organización anarcosindicalista Confederación General del Trabajo (CGT) ya denunció que esta época no es la mejor para tener varado un buque por la llegada de pateras.

Los empleados de Astican revisan en este periodo las separadoras, no son depuradoras. Se trata de tres unidades Alfa Laval: una para gasoil, otra para aceite mineral y otra de reserva, esta última se utiliza cuando una de las otras dos falla, y se puede usar tanto para gasoil como para aceite mineral.

A juicio de Nicolás Rodríguez, mecánico con experiencia naval, las bondades del BS 42 Punta Salinas es que cuenta con dos motores principales de cuatro tiempos, de simple efecto, inyección directa, marca Deutz, con 8 cilindros en línea modelo RBV 8M 540 de potencia nominal en kW (CV) de 4.400 cada uno, «y eso garantiza agilidad en las operaciones a las que hay que sumar la destreza de su plantilla»

Y es que la refrigeración del motor, incluyendo la del turbo-sobrealimentador, se efectúa mediante un circuito cerrado de agua refrigerante. Por medio de un sistema de agua natural, individual, se desvía hacia el exterior el caudal térmico. El circuito de agua refrigerante se mantienen en movimiento mediante una bomba centrifuga fijada en la caja de bombas del motor o bien mediante una bomba de circulación dispuesta separada del motor.

Se da la circunstancia que el agua refrigerante fluye hacia la bomba centrifuga desde un tanque elevado, entrando después lateralmente a los recintos de refrigeración del motor, bañando el exterior de las camisas de cilindro, desde abajo hacia arriba, y llegando a los recintos de refrigeración de las culatas individuales. Allí refrigera el agua del fondo de culata, las guías de válvula de admisión así como las cajas de válvula de escape.

Una parte del agua de refrigeración llega a los recintos de refrigeración del turbo-sobrealimentador. El agua refrigerante que retorna de nuevo al motor se junta en las tuberías colectoras y fluye, a través de un regulador de temperatura de agua refrigerante que se encarga de tal retorno, según la temperatura del agua, o bien al refrigerador de agua o directamente al motor, la conducción de agua natural esta individualizado del circuito de agua refrigerante del motor.