Piden medidas cautelares sobre la gestión de agua sucia en Las Palmas

Los operadores afectados por el establecimiento de un sistema de monopolio en la gestión de aguas residuales del Puerto de Las Palmas han pedido al juez de guardia que adopte medidas cautelares en lo que el operador cotrolalo por Somar Capital disponga de espacio para tratar esos desechos. Parte de esos desechos cuando son tratados son colocados en infraestructuras turísticas y agrarias de Gran Canaria.

Los operadores tienen pánico a que el cumplimiento de la norma en Puertos de Las Palmas implique que incurren en delito «porque no hay espacio y en algún lado habrá que echar el sobrante y no queremos que si esos residuos acaban en el mar vaya a ser responsabilidad de los operadores», dijo el pasado fin de semana una empresa del sector. Las empresas mantienen abiertas las negociaciones con la Autoridad Portuaria de Las Palmas pero sin acuerdos concretos. Ninguna organización empresarial portuaria ha emitido posición oficial alguna.

La norma aprobada en Las Palmas coincide con la medida del pasado nueve de octubre del la Comisión de Transportes del Parlamento Europeo adoptó el informe Meissner sobre las instalaciones portuarias de recepción y dio un mandato al ponente para iniciar negociaciones con el Consejo para finalizar el texto de la nueva ley.

La tesis del Europarlamento ofrece más incentivos a los barcos para que entreguen los residuos generados a bordo en los puertos, mientras que también anima a los barcos a reducir los residuos en la fuente, al evitar que los buques entreguen cantidades excesivas de residuos sin pagar por ello. El Parlamento Europeo hace obligatorios los descuentos para la gestión verde de los residuos a bordo de los buques.