Que no: que Fairplay no ha dejado el puerto de Las Palmas

La torpe Fairplay Schleppdampfschiffs-Reederei Richard Borchard GmbH, que opera en Las Palmas como Odiel Towage, deberá pedir al Consejo de Estado un informe que acredite que su marco de operaciones en el Puerto de Las Palmas está conforme a derecho administrativo español. Esto se debe que el consejo de adminitración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas deberá bendecir su entrada en el mercado. Puertos928 no recibe dinero ni de Fayrplay, Boluda y patronales en esa galaxia llena de marrullería y calculada ambigüedad: se financia con fondos propios de sus socios, de momento, hasta diciembre 2022.

La empresa alemana ha estado este lunes con sus barcos esperando en el puerto de Las Palmas a organizar su defensa jurídica. El diario santanderino CanaryPorts informó el domngo pasado que «Fairplay abandona el Puerto de Las Palmas» y que «desde hoy (domingo) no se verán remolcadores de Fairplay en las operativas portuarias del Puerto de Las Palmas». Los monitores de MarinneTrafic y testimonios de redes sociales dicen todo lo contrario. Al margen de toda la información interesada que hay todo este circuito, es posible que Puertos de Las Palmas acuerde en un próximo consejo de administración pedir al Consejo de Estado un informe similar y que el balón siga circulando por el hipódromo marítimo.

Una de las cartas que estaría moviendo Fairplay es esperar que le lleguen los buques remolcadores que ha pedido para operar en Las Palmas. En la cabeza del presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas debe rondar el caso ocurrido en 2008 cuando el Consejo de Estado hizo una revisión de oficio del acuerdo del consejo de administración de la Autoridad Portuaria de las Palmas por el que se acordó otorgar una concesión de dominio público a Cement Investment para la ocupación de una parcela de 6.000 metros cuadrados y seis años después fue anulado por el Consejo de Estado.

Versión Boluda

A juicio del diario peninsular CanaryPorts «el expediente de Fairplay ha estado rodeado de innumerables defectos, que han contribuido a que Fairplay haya estado dos años practicamente enredada un una madeja administrativa propiciada por el anterior equipo de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, presidido por Juan José Cardona, en la etapa en que José Llorca era presidente de Puertos del Estado». Dice el diario cántabro que no tiene constancia de si Asolcelpa ha presentado recurso.

Odiel Towage se manifiesta

El diario canario PuertoCanarias decía este fin de semana: «Fairplay anuncia que ya ha seleccionado seis nuevos remolcadores que operan actualmente en puertos de Polonia y Alemania y que irán llegando paulatinamente al Puerto de Las Palmas durante el plazo de tramitación de la nueva licencia». PuertoCanarias se ha hecho eco de la posición oficial de Fairplay:  «Ha querido trasladar a la opinión pública canaria, en general, y a la comunidad portuaria, en particular, su convicción de que la entrada de un nuevo operador en el servicio de remolque potencia la competitividad de los puertos canarios en el mercado del tráfico marítimo internacional. Según sus datos, desde que Fairplay desembarcó en Las Palmas se ha registrado un incremento de la demanda de este servicio del 8 por ciento, con la opción para los clientes de seleccionar diferentes ofertas a precios competitivos en libre concurrencia. Fairplay perservera, y lo volverá a intentar tras dos años de vía crucis administrativo».