Corredor pesquero en el Sahara para evitar al Polisario

La pesca de Mauritania se desplaza desde esta semana al Dakhla por mar a la vista de restricciones administrativas en Las Palmas para desembarcar la mercancía. Después de casi dos semanas de bloquear el paso de El Guerguerate por miembros del Polisario, los arrastreros europeos que pescan en aguas mauritanas comienzan a perder la paciencia. Se dirigieron hacia Dakhla para la descarga de sus capturas en lugar del puerto tradicional de Nouadhibou en Mauritania.

Los manifestantes amenazaron con que no permiten que los vehículos de la Minurso pasen por Guerguerat, al considerar que este comportamiento supone una «colusión clara» con Marruecos. El pasado 21 de este mes, unos cuarenta simpatizantes del Polisario bloquearon del paso fronterizo de Guerguerat -que califican de «ilegal»- al tráfico rodado, lo que provocó largas filas de camiones de transporte paralizados en este punto que une Mauritania con el territorio gestionado por Marruecos.

Este cambio recibió una autorización excepcional de la Comisión Europea a raíz de una solicitud urgente del Ministerio de Agricultura. Las primeras capturas ya llegaron a Dakhla. Los armadores españoles ya habían expresado la misma solicitud en agosto para evitar pagar un alto precio por los bloqueos en El Guerguerate.

El Partido Popular sugirió al gobierno de Pedro Sánchez a abrir una nueva ruta marítima entre Marruecos y Mauritania para garantizar el transporte de las cantidades pescadas por los arrastreros españoles en aguas mauritanas y senegalesas hasta el puerto de Dakhla en las mejores condiciones.

Una iniciativa que ha sido suspendida para su aprobación por la Comisión Europea. Pese a esta apertura, los armadores gallegos advierten de una posible pérdida de 200 toneladas de pescado aún varadas entre Marruecos y Mauritania. En Las Palmas el negocio es financiero, no industrial.

Los activistas cercanos al Frente Polisario que bloquean desde hace una semana el paso fronterizo de Guerguerat, aseguran que este cierre es «definitivo». «Continuaremos con nuestra protesta pacífica y con el cierre definitivo del paso ilegal de Guerguerat», precisó un portavoz de los participantes en la protesta en una misiva dirigida a la Misión de Naciones Unidas para el Sahara Occidental (Minurso).

A finales de octubre, los manifestantes acusaron a Marruecos en su misiva, leída ante las cámaras en el paso fronterizo, de movilizar «varias excavadoras pesadas» en un punto que se encuentra al este de Guergarat y se preguntaron si se trata de «asustar» a los manifestantes o «cambiar el sistema del muro» (de defensa erigido por Marruecos) para modificar su trazado y acercarlo hacia Mauritania.

Los manifestantes que organizaron el bloqueo se han manifestado los pasados días denunciando no solo a Marruecos, sino principalmente a la ONU al acusarla de pasividad para resolver el conflicto.