Carpetazo definitivo del Puerto a la regasificadora de Granadilla

La instalación de una regasificadora en Granadilla solicitada por Enagás ha quedado definitivamente descartada por la Autoridad Portuaria de Santa Cruz cuyo Consejo de Administración desestimó y archivó ayer la petición de utilizar 380 metros de línea de atraque en el puerto del sur tinerfeño para ejecutar esta instalación.

Cabe señalar que la solicitud de Enagás fue formulada en 2004 y que no cuenta con el visto bueno del Ministerio de Transición Ecológica y Lucha contra el Cambio Climático ni del departamento homólogo del Gobierno de Canarias. En cualquier caso, la declaración de impacto ambiental caducó en octubre del pasado año.

La idea era ubicar esta planta regasificadora en Granadilla para convertir gas natural licuado en gas natural, tras su llegada a La Isla en buques suministradores.

El consejero regional para la Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, aseguró el pasado mes de febrero que el gas natural no tiene cabida en el modelo energético del Ejecutivo autonómico. “El gas no aparece como alternativa; está totalmente descartado”, agregó. Defendió que siempre han estado en contra del proyecto de la planta regasificadora en Granadilla de Abona. Un proyecto que “ha recibido informes negativos”, recordó, y que no tiene encaje alguno en la planificación de su departamento.

El Gobierno de Canarias ya había dado ‘carpetazo’ a esta iniciativa porque “No es rentable, es una tecnología desfasada, que tiene informes en contra por su escasa rentabilidad, que ya no será financiada por el Banco Europeo de Inversiones y además frena el avance de las energías renovables, las centrales hidroeléctricas y el hidrógeno verde, que es el futuro a través de un modelo más flexible y eficiente. El gas está completamente descartado”, sentenció en febrero pasado el consejero de Transición Ecológica del Ejecutivo canario, José Antonio Valbuena.

Pérdida de competitividad de Tenerife

Sin embargo, Gran Canaria si tendrá regasificadora y este hecho provocó la respuesta de Coalición Canaria que denuncia la pérdida de competitividad de la Isla de Tenerife al no poder contar con la planta en el puerto de Granadilla, porque «hubiese generado empleo y permitiría abaratar los costes de generación eléctrica. Es una mala noticia para la Isla», señala CC, «tanto desde el punto de vista ambiental como económico, porque el uso de gas abarataría los costes de generación de energía eléctrica en sus ciclos combinados al sustituir el gasoil por el gas”.

“En Gran Canaria sí van a disponer de gas natural, pero en Tenerife no. Y eso tiene unos responsables, que son los dirigentes del PSOE. Lo que es bueno para Gran Canaria parece que no lo es para Tenerife y aquí nadie es capaz de levantar la voz. Nosotros sí lo hacemos y reclamamos lo que creemos que es justo para nuestra Isla”, señaló José Manuel Bermúdez.

Ubicarla en el mar

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife anunció hace dos años la elaboración de un proyecto de regasificadora flotante para el Puerto de Granadilla. Esta propuesta se corresponde con la política de los Gobiernos de España y Canarias para estas instalaciones.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se manifestó en contra de esta gasificadora al indicar que «esos potenciales ahorros el sistema eléctrico significarían aumentar el déficit del sistema gasista, ya que la previsión de utilización de Granadilla sigue siendo insuficiente para cubrir los costes que genera el proyecto».

Asimismo, la CNMC indicaba que «en la actualidad, el sistema gasista español presenta un déficit de más de 1.000 millones de euros, que costean los consumidores nacionales a través de impuestos y peajes en su recibo mensual». Por todo ello, la este órgano vuelve a desaconsejar la autorización de construcción de la regasificadora de Granadilla. y agrega que «la decisión deberá tomarse cuando se disponga de las garantías de uso de planta y de los correspondientes estudios económicos, que comprueben la sostenibilidad económica del sector del gas natural, tras la gasificación de las Islas Canarias».

Por último, el presidente del Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife (CEST), Roberto Ucelay, defendió el mes pasado la necesidad de impulsar la regasificadora en el puerto de Granadilla, «pues se trata de una infraestructura planificada hace décadas y, que está paralizada”.

A su juicio, la regasificadora permitiría producir energía “más limpia y de forma más económica” al menos en el período de transición hacia una mayor producción de energías renovables: “Los proyectos de renovables están caminando, pero van muy lentos”.
y señala que hay mayor demanda de gas licuado que la producción y distribución actual.

Últimos artículos

Relacionado